Bleiquel Colina, el primer culturista venezolano en titularse campeón absoluto del Arnold Classic Europe

Arnaldo Fernández l @fernandzarnaldo Fotos: Rafael Briceño

Comenzó a los 18 años a entrenar pero desde hace dos años incursionó como tal en el fisicoculturismo, obteniendo el campeonato más importante de la disciplina

Bleiquel Colina es un atleta venezolano ganador absoluto del Arnold Classic Europa, que con un camino de esfuerzos y sacrificios se convirtió en el máximo exponente de este deporte en Venezuela.

Cabe destacar que el Arnold Classic es la competición de fisicoculturismo más importante del mundo, en donde participan los culturistas más representativos y se celebra en Columbus, Estados Unidos, evento el cual fue creado por el fisioculturista y actor Arnold Schwarzenegger y su socio James J. Lorimer en 1989.

Contrapunto conversó en exclusiva con el campeón venezolano y nos contó acerca de este logro y lo significativo del mismo.

“Mucha gente cree que un cuerpo de competencia solo se hace en el gimnasio y no es así. Las últimas semanas no solo tienes que entrenar muy fuerte sino someterse a un régimen muy estricto que son al final los que marcan la diferencia entre ganar o no y no cualquiera es capaz de someterse a estas dietas tan fuertes”, señaló Bleiquer Colina.

El camino a obtener el Arnold Classic de Europa no fue para nada sencillo, teniendo en cuenta que en 2020 tenía junto a su equipo una planificación de cinco competencias internacionales que se vieron frenadas debido a la pandemia.

Por esta razón, el primer mes tuvo que comenzar entrenando desde casa: “No es lo mismo, pero seguíamos haciendo la preparación hasta que comenzaron a abrir los gimnasios a media máquina y lo empecé a combinar con entrenamientos desde casa, subidas al Ávila, etc”.

Al final de año se reabrieron los vuelos y tuvo la oportunidad de participar en dos competencias, los Centroamericanos en República Dominicana y el Arnold Classic Europa. En la primera competencia sorpresivamente no logró clasificar luego de un arduo año de preparación: “Le digo a la gente, en dos días de dieta puede dañarse un año de preparación. Hicimos una carga muy abrupta y en la tarima me veía muy fuera de línea para la categoría”.

A pesar de este traspié pudo corregir los errores una semana después y activarse para competir en el evento más importante del fisicoculturismo a nivel mundial y en la que demostraría todo su talento. Colina asegura que gracias a los errores del Centroamericano pudo destacarse en su siguiente reto.

“Como todo ser humano, sufrí una leve depresión de haber perdido luego de ese gran trabajo de un año. Sin embargo fue al llegar al hotel cuando me senté con más calma a analizar la situación, hablé con mi entrenador quien tomó la responsabilidad y decidimos corregir y empezar de nuevo”, subrayó.

De igual manera, destaca el hecho de lo que significa vivir un Arnold Classic, y lo describe como el sueño de todo fisicoculturista, ya que significa montarse en la tarima de mayor proyección a nivel mundial dentro de su deporte.

Destaca la disciplina como base dentro del culturismo, en donde hay que levantarse en cada caída y seguir adelante enfocado en el gimnasio y la dieta que son fundamentales para el éxito.

Asegura que el fisicoculturismo es una disciplina complicada desde el punto de vista psicológico y considera que “los abdominales se hacen en la cocina”, debido a que más allá de lo necesario de los entrenamientos, es la alimentación, la que marcará la pauta para dar los cambios físicos que se quieren dar y obtener el cuerpo que se quiere exhibir en tarima.

Las tentaciones como ser humano no dejan de existir, pero debe superarlas para obtener el nivel necesario y los resultados que con dedicación ha obtenido.

“No es solo un tema del entrenamiento del cuerpo sino también de la mente. Por ejemplo en mi casa yo no les puedo prohibir que coman otras cosas o dulces que yo no puedo comer. Y allí es donde consigues los puntos más difíciles a los que te debes enfrentar”.

Afirma que es posible ver en un futuro el fisicoculturismo como un deporte olímpico ya que actualmente se está trabajando en esto desde la Federación Venezolana de Fisicoculturismo con su presidente Adolfo Martínez y las otras federaciones mundiales.

Hasta ahora esta disciplina ha estado presente en juegos pertenecientes al ciclo olímpico en donde se acepta el fisicoculturismo: “Hay que desmontar los mitos acerca de este deporte, en algunos años quizás sea un deporte invitado pero creo que hay futuro”.

Finalmente asegura que la fuerza de voluntad es el eje principal en este deporte e independientemente de la contextura física, cualquiera puede iniciarse en el culturismo: “Fájense, trabajen con empeño y luchen por sus sueños”.