Alberto José Ramos Utrera fue llevado hasta la población de Paraguachón, en el departamento caribeño de La Guajira, donde “se hizo efectiva su expulsión del territorio nacional, dejándolo a disposición de las autoridades de Venezuela”

Las autoridades colombianas expulsaron a Alberto José Ramos Utrera, un sargento del Ejército Nacional Bolivariano de Venezuela que se encontraba en “condición irregular” en territorio del país andino, informaron este sábado 23 de enero fuentes oficiales.

Migración Colombia detalló en un comunicado que el hombre, “de acuerdo con las labores de verificación adelantadas”, se encontraba en condición irregular dentro del país y “sería miembro activo de las fuerzas armadas de Venezuela, en donde tendría el cargo de Sargento Primero del Ejército Nacional Bolivariano”.

El militar, que al parecer estaba en el país desde 2019, fue ubicado en el municipio de La Jagua de Ibirico, en el departamento caribeño de Cesar (fronterizo con Venezuela), por miembros del Ejército colombiano.

“De acuerdo con la información suministrada, el extranjero habría llegado a esta población del noreste del departamento del Cesar hace aproximadamente cinco meses, luego de estar algún tiempo en los municipios de Valledupar y Bosconia”, agregó Migración Colombia.

Según las autoridades, al parecer Ramos se hacía pasar como un ciudadano oriundo de la ciudad colombiana de Bucaramanga, para evadir a las autoridades.

Tras ser detenido y verificada su identidad, Ramos fue llevado hasta la población de Paraguachón, en el departamento caribeño de La Guajira, donde “se hizo efectiva su expulsión del territorio nacional, dejándolo a disposición de las autoridades de Venezuela, en estricto cumplimiento de las normas establecidas en materia de derechos humanos”.