Caribes de Anzoátegui descargó una soberbia ofensiva de 20 hits y superó 15-10 a Navegantes del Magallanes en el Estadio José Bernardo Pérez de Valencia, para tomar ventaja de 3-2 en la Gran Final, que buscará definir este lunes en su feudo, el Alfonso “Chico” Carrasquel, en búsqueda del bicampeonato.

Los toleteros entre el tercer y sexto lugar en el orden al bate indígena facturaron 13 de las carreras de Anzoátegui, siendo el capitán, Niuman Romero, quien aportó mayor cantidad, con cinco.

“Bastante contento. Fue un juego súper peleado, pero así ha sido toda la final, de verdad que estoy muy orgulloso del espectáculo que estamos dando los dos equipos. Es una excelente final para toda Venezuela y al beisbol”, expresó Romero, a las cámaras de IVC, tras la finalización del careo.

La Tribu lanzó las dos primeras flechas en el inning de apertura. Víctor Reyes ligó hit, Rafael Ortega negoció boleto y Niuman Romero los impulsó con doble hacia la pradera derecha, para el rápido 2-0 frente a los envíos de Junior Guerra.

Anzoátegui arremetió con cuatro carreras en la segunda entrada, para tomar holgada distancia de 6-0. El descontrol del abridor nauta pasó factura en la pizarra, con par de bases por bolas que llenó las almohadillas y un wild pitch, que trajo la tercera, en los pies de Luis Sardiñas. Acto seguido, Romero volvió a producir con sencillo al centro para remolcar dos más, terminando con la labor de Guerra.

La primera adición de los turcos, para el Round Robin, tan solo pudo mantenerse en la loma por espacio de 1.1 entradas, recibió seis anotaciones limpias e igual cantidad de incogibles, con tres pasaportes, para anotarse el revés (0-1). Cedió su lugar al siniestro Luis Ramírez, quien no pudo retirar a ninguno de los tres rivales que enfrentó, regalando dos boletos y permitiendo un doble de Asdrúbal Cabrera que engomó a Romero.

La Galera rompió el blanqueo en la parte baja del segundo tramo, con trío de rayas frente a Yohan Pino, en su última aparición en la liga. Jesse Castillo ligó doble al jardín derecho que fletó desde la inicial a Leonardo Reginatto, justo antes de que Carlos Pérez despachara vuelacerca hacia lo más profundo de los bleachers de la izquierda.

Pero la toletería oriental ripostó con rally de cuatro carreras en el tercer acto. Luis Sardiñas abrió el ataque con soberbio estacazo que se perdió por encima de la pantalla del rightfield en el parque valenciano, con destino aún desconocido ante Robert Zárate. El ataque visitante prosiguió con Henderson Álvarez en la loma, tubeys corridos de Romero, para traer par de rayas adicionales, y de Willians Astudillo para devolver la distancia, esta vez, 10-3.

El sexto capítulo desató máximas emociones en el Coso de la Michelena. Por un lado, Pino (1-0) realizó su último envío como pelotero activo en la LVBP, luego de recibir vuelacerca solitario de Pablo Sandoval y sencillo de Reginatto. El laureado diestro, dejó una última línea en el circuito de cinco entradas, con siete incogibles permitidos y cinco carreras libres de suciedad, además de cuatro ponches propinados y un boleto, para anotarse su primera victoria de por vida en una serie final.

“Estoy un poco triste porque sé que no seguiré lanzando, pero a la vez contento. Logramos el triunfo y seguiré en el beisbol, que es lo que me apasiona”, mencionó el experimentado lanzador, que busca su sexto anillo de campeón en la LVBP, el cual pudiera concretarse tan pronto como el lunes, es decir, hoy.