Santos Inocentes: Así fue el encuentro con Los Zaragozas en Sanare

A 65 kilómetros de Barquisimeto todos los 28 de diciembre se reúnen quienes hacen la promesa de rendir tributo a los Santos Inocentes a la manera de Los Zaragozas

Todo empieza cuando se siente la necesitad de pagar una promesa por un favor concedido y se le rinde culto a la posibilidad de que el bien triunfe sobre el mal y la matanza de niños decretada por Herodes no se repita de ninguna forma o manera posible.

Eso mueve al pueblo de Sanare en el estado Lara a reunir en la iglesia del pueblo a todos aquellos que, disfrazados con máscaras y vestidos de colores con cascabeles en sus trajes, hacen sonar la tradición al grito de “¡ay zaragoza!”, acompañados por la batería de cuatros larenses (cuatro, requinto, mediocinco o sexto), las maracas y la tambora golpera.

Los Zaragozas, a diferencia de los Diablos Danzantes de Yare sí pueden entrar a la iglesia: Comparten con los curas la ceremonia y se sientan al pie del púlpito y en toda la iglesia acompañando la misa con su presencia.

Luego se reúnen al frente de la iglesia a bailar golpes larenses y empiezan su peregrinar por todo el pueblo.

Hacen diversas paradas en casa específicas de personajes vinculados con la defensa de la tradición como la casa de Iván Guedes y Petra Angulo.

Así durante todos el día las calles se inundan de música con los cantadores del pueblo sosteniendo la tradición y todos los que podemos llegar a hacerle coro a un canto que une a los sanareños en reivindicación de la lucha del bien contra mal y el recuerdo de Los Santos Inocentes.