El objetivo que se han propuesto los creadores de la tecnología es facilitar la comprensión de las emociones del perro por parte de sus dueños, para aprender a atenderlos mejor y a ofrecerles los cuidados que necesitan

En Corea del Sur, desarrollaron un collar que puede detectar hasta cinco emociones en los ladridos de los perros.

Se trata de mecanismo que utiliza un sistema de reconocimiento de voz que compara el ladrido de la mascota, con más de 10.000 muestras de 50 razas distintas.

Cuando el animal ladre, su dueño recibirá un mensaje en el teléfono móvil que le indicará si está feliz, relajado, ansioso, enojado o triste.

El collar se puso a la venta en octubre del año pasado, a un precio de 99 dólares y ha sido todo un éxito.