Estas aplicaciones son las que acceden a los registros de llamadas y a los SMS de los usuarios.

El nuevo informe de seguridad de Google señala que la Compañía eliminó el 98% de las aplicaciones maliciosas y a sus desarrolladores de su tienda Play Store, el año pasado.

La compañía estableció una política para proteger a las familias en mayo de 2019, gracias a la cual se deshizo de “decenas de miles” de aplicaciones poco seguras. También lanzó una protección actualizada de malware incorporada en Google Play Protect para dispositivos Android, que evitó más de 1.900 millones de instalaciones de programas maliciosos de fuentes ajenas a Google Play.

La empresa no aceptó más de 790.000 solicitudes de nuevas aplicaciones por violar sus políticas, incluso antes de que llegaran a Play Store.

Una de las víctimas de la política de Google ha sido la popular aplicación de mensajería ToTok, retirada de la tienda Play Store por segunda vez.

Recientemente The New York Times, publicó un informe en el que afirmaba que ToTok estaba recopilando todo tipo de información sobre la actividad de sus usuarios, incluyendo sus conversaciones y los lugares que visitaban.