Desde el momento de su creación, Facebook Kids ha sido objeto de controversia, al haber recibido críticas de que introduce a los niños a las redes sociales a una edad demasiado temprana… y este martes las red social lo reconoció

Facebook reconoció este martes que un fallo en su aplicación para menores de 13 años, “Facebook Kids”, permitió a los niños y niñas hablar con extraños que no habían sido autorizados por sus padres, lo contrario al objetivo con el que fue creado este servicio.

En un comunicado, la red social más usada del mundo confirmó las informaciones publicadas en un primer momento por el portal especializado The Verge y achacó el fallo a un “error técnico” que permitió a los pequeños entablar conversaciones de grupo con amigos de amigos que no habían recibido autorización paterna.

De funcionar debidamente, Facebook Kids -pensado para niños y niñas de entre 6 y 12 años y lanzado al mercado en 2017- solo permitiría a estos contactar con familiares y amigos de una lista previamente aprobada por sus padres.

Según apuntó la compañía de Menlo Park (California, EEUU), el error pudo afectar a “un pequeño número” de cuentas de menores, cuyos padres ya fueron notificados la semana pasada, y aseguró que solucionó el problema “tan pronto como este fue descubierto”.

“Recientemente notificamos a algunos padres de usuarios de cuentas de Messenger Kids (el servicio de mensajería de Facebook Kids) sobre un error técnico que detectamos que afectaba a un pequeño grupo de chats”, indicaron desde la empresa que dirige Mark Zuckerberg.

Desde el momento de su creación, Facebook Kids ha sido objeto de controversia, al haber recibido críticas de que introduce a los niños a las redes sociales a una edad demasiado temprana y denuncias de que no respeta la privacidad de los menores.