Se trata de un estudio que servirá a finales de año para adoptar medidas que solventen las vulnerabilidades asociadas a nueva red de conexión móvil

La ciudad de León (noroeste) acogió la jornada inaugural de el Cybersecurity Summer Bootcamp de León, un evento organizado por el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) y la Organización de Estados Americanos (OEA) que centra en su cuarta edición en las vulnerabilidades asociadas a las redes 5G.,

El evento contó la presencia del secretario de Estado español para el Avance Digital, Francisco Polo; la secretaria de Seguridad Multidimensional de la OEA, Farah Urrutia, y el director del INCIBE, Alberto Hernández.

Polo recordó que el Gobierno español aprobó un certificado europeo de redes y equipos encaminado a realizar un análisis conjunto de la recién llegada tecnología 5G para reforzar su seguridad y sus riesgos.

Se trata de un estudio que servirá a finales de año para adoptar medidas que solventen las vulnerabilidades asociadas a las redes 5G y los equipos que las utilizan.

Alberto Hernández destacó que esta edición se centrará en conseguir acuerdos comunes para luchar contra el ciberdelito.

“Jueces, fiscales y cuerpos y fuerzas de seguridad trabajan en paralelo al desarrollo tecnológico para llegar a consensos que se puedan traducir en leyes y normativas de carácter internacional”, subrayó.

Farah Urrutia remarcó que España “se ha convertido en un referente internacional” y en el “mejor socio” de la OEA para la protección de los derechos de los ciudadanos.

Durante dos semanas, del 16 al 27 de julio, la sede INCIBE en León acogerá a 350 asistentes procedentes de 53 países.

Los participantes tendrán la oportunidad de adquirir y ampliar sus conocimientos prácticos en ciberseguridad, especialmente en las últimas técnicas de lucha contra los ciberdelitos, la gestión de incidentes y los aspectos legislativos.

Todo ello a través de más de 600 horas de formación, distribuidas en 72 talleres y 27 seminarios magistrales.