Al recordar la llegada de los astronautas a la Luna, hace 50 años, el sumo pontífice instó a alcanzar retos terrenales y lograr un mejor cuidado de nuestro ecosistema terrestre  

El papa Francisco recordó este domingo la llegada del hombre a la Luna hace cincuenta años y animó a lograr “retos aún mayores” pero centrados en el planeta Tierra, como la protección de los débiles o el cuidado del medioambiente.

“Queridos hermanos y hermanas, ayer hizo cincuenta años que el hombre puso un pie sobre la Luna, realizando un paso extraordinario”, rememoró el pontífice tras el rezo del Ángelus dominicas, desde la ventana del palacio apostólico.

Entonces Francisco, ante cientos de personas que le escuchaban desde la plaza de San Pedro, instó a alcanzar retos terrenales.


“Que el recuerdo de aquel gran paso para la humanidad pueda despertar el deseo de progresar juntos hacia metas aún mayores: más dignidad para los débiles, más justicia entre los pueblos y más futuro para nuestra casa común”, el planeta Tierra, deseó.

El pontífice se refirió así a la hazaña lograda el 20 de julio de 1969, hace medio siglo, cuando por primera vez el hombre llegó al único satélite natural de la Tierra, en concreto los astronautas estadounidenses Neil A. Armstrong y Edwin E. Aldrin, que fueron los primeros en pasear por la Luna.