Asevera que el CNE debe ser totalmente renovado y que se mantiene una posición de expectativa respecto al diálogo

Teresa Albanes, coordinadora del Consejo Consultivo de Soy Venezuela, señala que para “destrancar” el juego político en Venezuela “nosotros creemos en las vías que hemos planteado desde enero de este año, que son la aplicación del artículo 187.11 de la constitución y la aprobación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (Tiar)”.

Considera Albanes que el Consejo Nacional Electoral (CNE) tiene que ser totalmente renovado, no solamente se deben nombrar nuevos rectores, “el órgano electoral venezolano requiere una revisión total, tiene que ser revisado de punta a rabo, porque está conformado en todo el país”.

“Este no es tiempo para proponer elecciones, lo cual no quiere decir que la Asamblea Nacional (AN) tome las medidas necesarias para designar nuevos rectores, tal como lo establece el Estatuto de la Transición, eso lo debió haber hecho el parlamento desde hace rato y no lo hizo, actualmente hay varios rectores que tienen sus plazos vencidos”.

Apuntó que “frente al diálogo estamos todos expectantes, no pareciera ser que del diálogo vamos a sacar una visión de fuerza y de coraje para salir adelante”.

“Este 16 de julio conmemoramos el inicio de una vía de oposición, de resistencia, de rebeldía, y el diálogo aparece como una especie de negociación en la cual se pudiese establecer una suerte de sistema de cohabitación de las fuerzas que representan al régimen con otras representaciones políticas, pero no creemos que esa es la vía”.

“Una vez que tengamos aprobado la aplicación de este artículo tendremos la responsabilidad de proteger a los venezolanos, que también la tienen los Estados de la comunidad internacional que ven que en Venezuela hay un Estado fallido, que hay delitos de lesa humanidad que los obliga a ellos, por haber suscrito ese documento, a intervenir, a participar en la solución de los problemas de la población venezolana”, aseguró.

Respecto al informe realizado por la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, indicó que con la visita “lo que hizo fue un escaneo completo de la situación venezolana, ese informe está bien hecho, se nutre de todas las actividades que han desarrollado la sociedad civil y las ONG, documentando cada  año las violaciones de los Derechos Humanos en Venezuela”.

“Lo que yo no comparto es que Bachelet está haciendo las recomendaciones para que las cumpla el mismo que las creó (las situaciones de crisis), es decir, ahora le pide a quien violó los derechos humanos que repare los daños y después te ponga a vivir bien, eso yo lo veo mal“ manifiestó.

Expresó que “este informe ha tenido buena acogida por la Asamblea Nacional, y las recomendaciones que trae alguien las tiene que implementar, y eso lo tiene que hacer el nuevo Gobierno”.