Cuatro secuestradores fallecieron durante un enfrentamiento con las fuerzas talibanes en la ciudad de Herat y sus cadáveres fueron en diferentes puntos de la ciudad, según reveló un funcionario del gobierno local en condición de anonimato

Los talibanes asesinaron este sábado 25 de septiembre, a cuatro secuestradores y colgaron sus cuerpos en público en la ciudad de Herat, en el oeste de Afganistán, en el primer castigo de este tipo desde que los fundamentalistas tomaron el control total del país.

Los cuatro secuestradores fallecieron en un enfrentamiento con las fuerzas talibanes en horas de la mañana en la ciudad de Herat, y después de ello, sus cadáveres fueron atados y colgados en diferentes puntos de la ciudad, dijo a Efe un funcionario del gobierno local en condición de anonimato.

Poco después del secuestro, las fuerzas de inteligencia de los talibanes comenzaron la búsqueda y rápidamente dieron con el paradero de los secuestradores, tras lo que iniciaron la operación de rescate.

Las cuatro personas habían secuestrado a un cambista y a su hijo en el distrito quinto de la ciudad, en esta misma jornada, y los mantenían cautivo en un área cercana, según esta fuente.

“Finalmente se desató un enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y ellos, donde los cuatro secuestradores fueron abatidos en el lugar en pocos minutos”, dijo la fuente que aseguró que las fuerzas talibanes no sufrieron bajas en el choque.

Cuando las fuerzas de seguridad llegaron a la zona, en el cuarto distrito policial de la capital provincial, e intentaron rescatar a las personas retenidas, los secuestradores abrieron fuego contra los talibanes.

Después de esto, detalló, los cuerpos de los secuestradores fueron colgados en público, en un lugar en el que miles de personas se reunieron para observar el castigo.

Las dos víctimas fueron rescatadas de manera segura sin sufrir daños, puntualizó.