El constituyente señaló que “el único narcoestado que existe aquí es Colombia, es Álvaro Uribe e Iván Duque”. Agrega que al ser aliados, los Estados Unidos “no hacen nada”

El terrorismo, el narcotráfico, las razones humanitarias y las armas de destrucción masiva son partes de los cuatro falsos positivos que usa el Departamento de Estado para justificar una invasión, aseguró el constituyente Saúl Ortega. 

Estas declaraciones surgen a partir de la aprobación del acuerdo que rechaza la presencia y expansión de Grupos Narcoterroristas en el Territorio Nacional realizado por la Asamblea Nacional (AN), documento que tachó de ilegal debido a que el Parlamento se encuentra en desacato, “al margen de la Constitución y ley”.

La AN denunció que con el apoyo del Gobierno de Nicolás Maduro, el país se ha convertido en un “santuario de grupos armados irregulares”, entre los que se encuentra Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), el Ejército de Liberación Nacional de Colombia (ELN), HAMAS, Hezbollah e Isis.

Indicó que el acuerdo del Parlamento es una “justificación política para que una potencia como Estados Unidos, que tiene pretensiones de saquear y robar nuestras riquezas, pueda actuar. Son una especie de Caballo de Troya”.

Como casos precedentes de invasión mencionó el caso de Panamá en 1989, que fue catalogado como un “narcoestado” en manos de Manuel Antonio Noriega; “seguido por los casos de Irak, donde todavía están buscando las armas de destrucción masiva, así como los casos de Afganistán, Libia y Yugoslavia”.

Ortega señaló que “el único narcoestado que existe aquí es Colombia, es Álvaro Uribe e Iván Duque pero como son aliados, los Estados Unidos no hacen nada”.

Desmintió la presencia de supuestos grupos terroristas en el país, porque a su juicio, las Fuerzas Armadas tienen la responsabilidad de someter a cualquier grupo armado al margen de la ley, venga de donde venga.