Las fuerzas políticas prometen movilizaciones masivas para este miércoles

Los seguidores de Nicolás Maduro y Juan Guaidó se dan cita de nuevo en las calles del país en conmemoración del Primero de Mayo, en medio de un ambiente político caldeado debido a un alzamiento militar que pretendía desalojar de Miraflores a Nicolás Maduro.

Los opositores han señalado que es el inicio de un proceso “sin retorno” para “restituir la democracia”, mientras que desde la acera oficialista se responde que “el pueblo está en resistencia ante la agresión de la derecha imperialista”.

Anoche todavía había manifestaciones de los opositores en las inmediaciones de Altamira en Caracas y algunos otros focos en otras ciudades. Por su parte el oficialismo se ubicó en Miraflores al frente de una tarima donde había música, músicos y dirigentes animando a sus simpatizantes en una “vigilia” que buscaba proteger el Palacio de Gobierno.

Las dos tendencias políticas prometen movilizaciones de gran calibre y que pareciera presentarse como una medición de fuerzas de calle.

“Vamos pa’ la calle” es la consigna opositora, mientras que el oficialismo responde que “aquí no se rinde nadie”. La historia se sigue escribiendo.