El Estado debe aplicar políticas de subsidio para el transporte público

Para trasladarse de un lugar a otro, en ciudad capital, una persona debe contar con al menos 3.000.000 bolívares semanales, un total de 12.000.000 al mes, sin contar los fines de semana.

Si el traslado es desde Caracas, hacia otros sectores del estado Miranda – Las Minas de Baruta, o EL Hatillo, el usuario debe contar con 3.000.000 bolívares semanales, que suman al mes 12.000.000 bolívares. Mientras que el pasaje hacia las ciudades dormitorio -también en el estado Miranda-, se cotizan en 1.500.000 bolívares diarios.

A falta de efectivo, los usuarios se ven en la necesidad de recurrir al pago del pasaje en divisa extranjera. Es común observar el pago con billetes de $1, $5 y hasta $10, pero no se paga a la taza del día, refirieron pasajeros consultados.

“Ellos necesitan el efectivo, nosotros el dólar”, indicó Marcos Iriarte, conductor adscrito a la Asociación Civil de Conductores Pro Patria-Carmelitas-Chacaíto.

Desde hace tres semanas, Iriarte comentó que conductores de la línea, decidieron aumentar el pasaje a 300.000 bolívares. Y aunque la medida debe estar aprobada por funcionarios de la Alcaldía Libertador, señaló que nunca se establecen acuerdos que beneficien a los choferes.

“Los pasajeros nos reclaman: El aumento no está contemplado en Gaceta Oficial. Lo que no saben es que la Gaceta dejó de circular desde hace más de dos años”, aseveró Iriarte.

Los choferes de la Asociación Civil Pro Patria- Carmelitas- Chacaíto, refieren que esta línea toma otras rutas hacia San Luis, El Cafetal, Plaza Las Américas y Santa Paula “y aunque es una ruta larga, el pasaje se mantiene en 300.000 bolívares”.

Iriarte precisó que el monto puede varia, a juicio de cada conductor “sobre todo si es semana radical. Cuando solo se permite el tránsito de camioneticas hasta las 5:00 p.m.. Lo mismo ocurre los fines de semana y feriados, puede que el pasaje cueste 350.000 o 400.000 bolívares”.

Usuarios que a diario toman la línea Chacaíto hacia Petare, cancelan 400.000 bolívares diarios. Lo mismo para aquellos que se dirigen de Chacaíto hacia Antímano -La Yaguara, consideradas también rutas largas.

Otra ruta es desde Chacaíto a las Minas de Baruta, El Concresa, La Trinidad y el pueblo de El Hatillo, en las que el pasaje se cotiza en 500.000 bolívares diarios.

“El aumento del pasaje se plantea solo para los fines de semana, hasta hacerlo costumbre, de esta forma el usuario se va adaptando, hasta que lo asume”, comentó Iriarte.

“La subida del dólar, nos afecta”

Luis Gutiérrez, fiscal en una línea de Chacaíto, refirió que en sus 21 años de trayectoria como conductor, “la realidad siempre ha sido la misma, la diferencia ahora , es la dolarización”, acotó.

Indicó que entre los gastos más comunes destacan: cambio de cauchos, caja, transmisión, motor, rines, ligas de freno, cambio de aceite cada 22 días, bandas “todo se paga en dólares. A nosotros nos pagan en bolívares, pero todo lo que amerite el transporte, se paga en divisa. Si reunimos 100 dólares, cuando vamos a comprar, nos vale el doble y nos toca pedir prestado. El carro es nuestro sustento diario”.

A juicio de José Luis Trosel Castillo, secretario ejecutivo del comando intergremial del sector transporte, “el pasaje en Venezuela es el más bajo que el del resto de los países del mundo” y considera que debería costar 0,50 centavos de dólar “para palear la situación económica que nos arropa a todos”.

Indicó que los ingresos que perciben los transportistas, no les alcanza para el mantenimiento de las unidades. “Pero tampoco el usuario puede darse el lujo de pagar cada incremento, porque el salario no les alcanza, debido a la hiperinflación”.

Trosel señala que el Estado no ha presentado políticas de subsidios, par el mantenimiento de las unidades de transporte. “Es necesario contratar planificadores en transporte público, que planteen proyectos estructurales. El venezolano gana en bolívares, pero gasta en dólares, y la realidad del transportista no es distinta”, aseveró.