El Parlamento no maneja los recursos que vienen del exterior, ratificaron los diputados Manuela Bolívar y Alfonso Marquina durante una sesión en la que se registraron varios cortes de luz

Durante un debate interrumpido por un corte de luz (el segundo de la jornada) justo cuando intervenía el diputado William Barrientos, la Asamblea Nacional (AN) rechazó este martes “cualquier manejo irregular del patrimonio público” y creó una comisión especial para hacerle seguimiento a la ayuda humanitaria que ingrese al país.

Otra comisión se encargará de preparar el nombramiento de un contralor especial.

Además, la Comisión de Contraloría del Poder Legislativo se encargará de investigar los presuntos hechos de corrupción.

“No podemos aceptar y tolerar que se use un solo bolívar de manera indebida”, enfatizó el diputado Alfonso Marquina (Primero Justicia). “Tenemos que ser garantes de que la Venezuela que queremos” no repetirá los errores del oficialismo, enfatizó.

“Que seamos nosotros los principales garantes de que nunca más en Venezuela se va a utilizar el dinero de los pobres” para “enriquecer a unos cuantos vivos”, exhortó Marquina.

El dirigente aclaró que el Parlamento no maneja recursos, y que además se comprometió a no participar “en la utilización o en el reparto de la ayuda humanitaria, para no incurrir en eso que tanto hemos criticado” que es el uso del hambre “para tratar de sacarle algún beneficio político”.

Marquina propuso hacerles seguimiento a los recursos que se están recibiendo. Aclaró que la ayuda humanitaria consiste en equipos y alimentos, pero igual “hay que hacerle seguimiento”.

El parlamentario Carlos Berrizbeitia sostuvo que Venezuela necesita “un sacudón moral” y subrayó que no solo con discursos se van a resolver los problemas de corrupción. Este debe ser “el inicio de una gran cruzada” para devolver a la ciudadanía la moral en el manejo de los fondos públicos.

La legisladora Manuela Bolívar aclaró que los recursos de la ayuda humanitaria no son manejados por el Parlamento, ya que los gobiernos que los otorgan lo han hecho mediante organizaciones.