Colombia, Perú, Chile, Ecuador, Brasil, Argentina, México, Panamá, República Dominicana, Curazao, Aruba y Trinidad Tobago, son los destinos de preferencia de quienes tienen menos recursos para migrar

En Venezuela se registra la migración más grande de la historia en América y el Caribe. Se posiciona además en el segundo lugar en el mundo después de Siria.  A la fecha suman 5.5 millones de migrantes y refugiados venezolanos, sostuvo este miércoles David Smolansky, comisionado de la secretaría general de la OEA para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, durante la presentación “Mafias de esclavitud moderna se nutren de la migración venezolana”, presentado por la ONG Fundaredes, a través de su canal en youtube. 

Smolansky precisó que de continuar la crisis en el país  y de abrirse las fronteras, la cifra podría llegar a 7 millones de venezolanos, lo que representa el 25% de la población venezolana.

El comisionado indicó que existen 1,7 millones de migrantes y refugiados venezolanos en Colombia; un millón en Perú; medio millón en Chile y Ecuador; 300 mill en Brasil; 200 mil en Argentina; 100 mil en México y 120 mil en Panamá, mientras que en República Dominicana, Curazao, Aruba y Trinidad y Tobago, se registran 250 mil de venezolanos. 

Acotó que 5.5 millones de refugiados y migrantes venezolanos, “es más del total de la población de habitantes de Costa Rica, Uruguay y Panamá”. 

A su juicio, la violencia generalizada producto de la impunidad, la mala actuación de las policías , el despliegue de las megabandas y organizaciones del delito organizado, y el asentamiento de los grupos irregulares “son las las causas que originaron la migración masiva. Los venezolanos huyen para poder comer y satisfacer sus necesidades básicas, costear medicinas  y principalmente, por temor a morir a manos de la delincuencia descontrolada. 

Incremento de la trata y tráfico de personas

Smolansky dijo que este flagelo se ha incrementado en la Costa Oriental de Venezuela, los estados Sucre y Delta Amacuro y no descartó que quienes trasladen a los venezolanos , hacia Trinidad y Tobago, “tengan conexiones con grupos de trata y tráfico de personas”. 

“Estos grupos criminales – que conforman las redes de trata y tráfico de personas- ,  se aprovechan de las necesidades de los migrantes: niños y jóvenes en condición de desnutrición, desempleo, profesionales sin recursos. Son captados en las fronteras , por grupos dedicados a la minería ilegal, el contrabando, narcotráfico, mientras que desde el estado Sucre y Delta Amacuro, son llevados por ofertas laborales y de estudio  engañosas. Las mujeres  , adolescentes y jóvenes – en ambos casos-, tienen el peor destino. Existen 21 mil menores de edad, víctimas de trata y tráfico” acotó Smolansky. 

Y agregó “cuando se ven en esa red y tratan de huir, sus familias son amenazadas. De acuerdo con las Naciones Unidas, el negocio ilícito de la trata y tráfico de personas, genera al menos 30 millones de dólares al año. Solo en Suramérica, el 58% de las víctimas, son explotadas sexual y laboralmente, mientras que en Centroamérica y El Caribe, suman 87%”.