En las ciudades occidentales del país hay mayor disposición a aceptar un incremento a cambio de mejoras

El Observatorio Venezolano de Servicios Públicos (OVSP), señala que de acuerdo a los resultados del más reciente informe realizado consultando a ciudadanos de 10 de las ciudades más importantes del país, 58,1% de sus habitantes estaría dispuesto a pagar más por los servicios públicos si se hacen mejoras en el desempeño.

“En este estudio destacaron que las ciudades occidentales: San Cristóbal, Maracaibo y Punto Fijo son las que presentan mayor proporción de personas dispuestas a pagar un aumento en la facturación de servicios con un 74,3%, 65,5% y 63,1% respectivamente”, señala.

Explican que este comportamiento podría justificarse ya que en esas ciudades es en donde los ciudadanos peor valoran la calidad de servicios, como la electricidad y el agua.

“Al comparar la evaluación de los servicios de estas ciudades, se apreció que, Barcelona (67,6%) y Porlamar (52,5%) son las urbes que mayor evaluación positiva atribuyen al servicio eléctrico”.

El informe completo aquí.