La Academia Nacional de Medicina apunta que el país requiere entre 8 mil y 10 mil pruebas al día

Con más de 21 mil casos de COVID-19 y 187 fallecidos confirmados oficialmente, Venezuela se va adentrando en el camino que otros países ya recorrieron.

Pero se puede avanzar a tientas o con un poco más de claridad, y una de las luces se llama PCR, o prueba de la reacción en cadena de la polimerasa.

La PCR es como tomarle una fotografía al virus. Por eso las academias científicas y los médicos venezolanos insisten en que Venezuela necesita más pruebas de este tipo para saber cómo avanza la epidemia.

¿Pero cuántas más? Muchas, todas las posibles, ha insistido el infectólogo Julio Castro, coordinador del equipo especial creado por la Asamblea Nacional (AN) para abordar la COVID-19. Necesitamos PCR en tiempo real, ha remarcado el infectólogo Mario Comegna.

Se necesita aumentar el número de pruebas y descentralizarlas para que varios estados del país las puedan realizar, subrayó María Graciela López, presidenta de la Sociedad Venezolana de Infectología.

Esta semana el presidente de la Academia Nacional de Medicina, Enrique López-Loyo, puso números: Venezuela requiere entre 8 mil y 10 mil PCR al día. “Si no las tenemos no sabremos la caracterización real de la infección”, advierte. Para conseguirlo el paso básico es la descentralización de estos exámenes: que se hagan en por lo menos 10 estados del país.

Las PCR a tiempo permiten organizar mejor la respuesta a la epidemia, y en este punto coinciden los expertos.