El Gobierno encabezado por la ministra Theresa May, se pronunció este martes sobre el levantamiento cívico-militar encabezado por el presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó, y esperan una “resolución pacífica”

El gobierno de la primera ministra británica, Theresa May, que también reconoce la presidencia interina de Guaidó, llamó a través de su portavoz una “resolución pacífica” a la crisis y a la “restauración de la democracia venezolana. Los venezolanos merecen un futuro mejor, han sufrido lo suficiente y el régimen de Maduro debe terminar”.

May reiteró que Reino Unido ha marcado su posición junto con sus socios internacionales, que reconoce a Juan Guaidó como presidente constitucional interino de Venezuela hasta que se puedan celebrar elecciones presidenciales creíbles.

Sin embargo, apuntó que “nuestro enfoque es la resolución pacífica de la crisis y la restauración de la democracia venezolana”.