El rector Roberto Picón advirtió que el cronograma aprobado para la recolección de firmas no hay tiempo para notificar a los ciudadanos los puntos de recolección de las firmas, que se definirán este fin de semana

El rector del Consejo Nacional Electoral (CNE), Roberto Picón, denunció este viernes que “no es factible” el formato aprobado por el organismo del que forma parte para la recolección de firmas que, posteriormente, activen el referendo para revocar a Nicolás Maduro del cargo de presidente.

“No es factible. Se tendrían que procesar cinco electores por minuto, por 12 horas, en todas las máquinas del país, sin margen de error”, indicó el rector en su cuenta de Twitter.

Asimismo, señaló que no hay tiempo para notificar a los ciudadanos los puntos de recolección de las firmas, que se definirán este fin de semana.

“El proceso se llevará a cabo sin auditoría del software que garantice integridad e inviolabilidad del proceso, sin tiempo para nombrar testigos en los 1.200 puntos, sin medidas de bioseguridad. De haber convocatoria, habría colas de 300 personas en pleno pico de ómicron”, añadió Picón.

Por todo ello, el rector apostilló que salvó su voto (se abstuvo) ante este proceso porque “no es factible”.

Poco antes, el CNE anunció que ha fijado para el próximo miércoles, 26 de enero, el día en que los ciudadanos podrán recoger, durante doce horas, las firmas necesarias (correspondientes al 20 % del electorado en cada estado) para activar el referendo que revoque a Nicolás Maduro del cargo de presidente.

“De acuerdo a la decisión del cuerpo electoral, la jornada de recepción de las manifestaciones de voluntades (recogida de firmas) para el referendo revocatorio se llevará a cabo el próximo 26 de enero en el horario comprendido entre las 6:00 (10:00 GMT) y las 18:00 (22:00 GMT)”, señaló la entidad en un comunicado de prensa.