El responsable estadounidense de relaciones exteriores reiteró que, tras iniciarse la revuelta del pasado 30 de abril, Maduro llegó a estar preparado para abandonar el país y finalmente decidió no hacerlo, supuestamente tras ser convencido por el Kremlin, algo que las autoridades rusas niegan

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, aseguró este lunes durante su viaje a Finlandia que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, todavía manda en el país, aunque afirmó que ya no tiene la capacidad para gobernar.

“Maduro debe ver que esto se está desmoronando. Como ya dije antes, él todavía manda, pero de ninguna manera puede gobernar”, declaró Pompeo durante el vuelo a Rovaniemi (Finlandia), donde participa este lunes y martes en la reunión ministerial del Consejo Ártico.

Pompeo, quien definió la posición del mandatario venezolano como “endeble”, dijo que “esta semana, aunque Maduro logró mantener el control del ejército en algunos aspectos, hubo muchos militares que se fueron, incluido un oficial de inteligencia de alto rango estrechamente conectado con él y con su predecesor (el expresidente Hugo Chávez)“, aseveró.

Señaló que Maduro llegó a estar preparado para abandonar el país tras iniciarse esa revuelta y que finalmente decidió no hacerlo, supuestamente tras ser convencido por el Kremlin, algo que las autoridades rusas niegan.