Zajárova asegura que el enfoque de la AN es ampliar un “proceso de diálogo entre todas las fuerzas políticas del país, incluyendo a las que no están representadas en el Parlamento”

Rusia está dispuesta a cooperar estrechamente con la nueva Asamblea Nacional de Venezuela y fortalecer las relaciones estratégicas entre ambos países, declaró hoy la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova.

“Confirmamos nuestra decisión de cooperar estrechamente con Venezuela, su pueblo y las autoridades legítimas. Continuaremos fortaleciendo las relaciones de asociación estratégica que se desarrollan establemente en muchas direcciones de interés mutuo”, señaló en una declaración publicada por la Cancillería rusa.

Además, indicó que Moscú considera importante el fortalecimiento de los contactos interparlamentarios entre la Asamblea Federal de Rusia y la recién electa Asamblea Nacional venezolana.

Zajárova destacó “el enfoque constructivo de la nueva dirección de la Asamblea Nacional”, que busca iniciar un “amplio proceso de diálogo entre todas las fuerzas políticas del país, incluyendo a las que no están representadas en el Parlamento”.

La portavoz de Exteriores de Rusia condenó los intentos de desestabilizar la situación en el país promovidos por “fuerzas radicales”, que calificó de “un gesto de desesperación”.

“Aquellos que intentan hundir al país en el caos por medio de ataques terroristas y derramamiento de sangre obstaculizan las soluciones dialogadas a la crisis, al apostar por una escisión cada vez más profunda de la sociedad venezolana. Estamos convencidos que esta vía no tiene futuro”, dijo.

El apoyo ruso llega el mismo día en que la Unión Europea expresó su apoyo al líder opositor venezolano Juan Guaidó para celebrar elecciones “creíbles, inclusivas y democráticas”.

La UE reiteró su rechazo a las elecciones del 6 de diciembre, porque “no cumplieron con los estándares internacionales para un proceso creíble” y “hubo falta de pluralismo político”, por lo que lamentó “profundamente” que la Asamblea Nacional asumiera ayer su mandato “sobre la base de estas elecciones no democráticas”.

El chavismo, que gobierna en Venezuela desde 1999, retomó ayer el control del Parlamento, nombrando como nuevo jefe de la Asamblea Nacional al exministro de Información Jorge Rodríguez, después de haber obtenido 256 de los 277 escaños en las elecciones de diciembre en las que no participaron los líderes de los principales partidos opositores.

Pese a ello, la oposición que lidera Guaidó anunció ayer la prolongación, por un año, de las funciones de los diputados antichavistas, bajo la figura de la Comisión Delegada, una instancia contemplada en la Constitución para operar solo durante los períodos vacacionales de los diputados.

Con información de EFE