Buscar culpables no resuelve el problema, enfatizó Enrique López-Loyo

El presidente de la Academia Nacional de Medicina, Enrique López-Loyo, criticó la designación de inspectores para visitar los hospitales. Buscar culpables con inspectores de salud y decir que algo está fallando no incide en el problema, el problema es la dotación y que los hospitales tengan cómo darle respuesta a la gente, expresó.

Reiteró su llamado a tomar medidas de vigilancia epidemiológica por posible llegada de la viruela del mono de Venezuela.

Enfatizó que es una enfermedad autolimitada y renovó el alerta informativo para la comunidad.

A las personas que vienen de Europa las instó a estar atentas a síntomas sospechosos. Aclaró que no es una enfermedad de transmisión sexual.

López Loyo afirmó que el país está en una fase regresiva de la COVID-19. Tiene mucho que ver el éxito del programa de vacunación, es un triunfo del equipo sanitario, destacó. La OPS ha llamado a mantenernos vigilantes, porque no ha cesado el problema. Podría haber picos en el país, pero siguen siendo bajos.

Sobre los refuerzos, subrayó que lo establecido es un refuerzo después de las dos dosis iniciales. Podría estar indicado un nuevo refuerzo en caso de condiciones de salud no controladas, acotó en entrevista con Unión Radio.

El médico aseveró que se deben mantener las medidas de protección, como el uso de tapabocas y distanciamiento físico. Se han hecho conciertos, práctica deportiva y hay pérdida de condiciones de bioseguridad, aunque deben mantenerse, comentó.

En cuanto a la poliomielitis López-Loyo recordó que el Ministerio de Salud ya anunció un plan de vacunación. Nuestro alerta sobre la polio es que es una patología que puede entrar por puerto, autobús o avión, y “prender una infección”.