“Van a ir presos Maduro y todos esos bandidos”, afirmó el dirigente opositor radicado en Miami

El dirigente opositor Pablo Medina explicó las razones por las cuales nadó una piscina “por Venezuela”.

“Cumplía 73 años, he superado la operación de corazón abierto. Por prescripción médica debo hacer ejercicios. Tengo auto de detención. Mi hermana, ciudadana americana, paga la residencia. Pido disculpas a los ofendidos. Gracias”, indicó Medina en redes sociales.

También atribuyó las críticas a que mantiene su posición de que la salida a la crisis política venezolana es por la fuerza “y no mediante negociaciones, falsas negociaciones y elecciones fraudulentas”.