El secretario nacional de Organización de OPINA asegura que no hay seguridad jurídica para que los empresarios regresen al país

En Venezuela no hay seguridad jurídica para que los empresarios regresen al país en el marco de las nuevas relaciones entre Colombia y Venezuela, sostiene Irwing Ríos, secretario nacional de organización del partido Opinión Nacional (OPINA).

“Debemos recordar que en el pasado muchos empresarios quedaron sin ser liquidados por CADIVI y que más de un proveedor quedó esperando pagos por compensación. Al no creer en el sistema todos pedían que la mercancía fuese prepagada y obvio el mercado paralelo del dólar se nutría de esa forma”, dijo.

Ríos destaca que nuevamente se está hablando sobre la posibilidad de establecer una moneda de compensación, pero ya lo vivimos con El Sucre. “La izquierda se empeña en implantar cosas que nadie quiere y luego lo hacen a troche y moche”.

El secretario general de la organización OPINA sostiene que no están dadas las condiciones para establecer relaciones económicas sanas entre Venezuela y Colombia.

“En Venezuela no se permite la libre transacción en dólares porque saben que si abren las finanzas al mundo globalizado todo el mundo sacara su dinero”.

Reiteró que en el país las autoridades nunca han generado confianza y eso no cambiará. Sólo reciben concesiones por lealtad los llamados “amigos”.

Adicionalmente, Irwing Ríos recordó que Venezuela no puede ofrecer nada a Colombia. “No abastecemos ni nuestro propio consumo eléctrico pese a tener la tercera generadora de electricidad en el mundo con capacidad de 10.000 MW. Antes teníamos petrodolares, hoy día nada”.

A diferencia de nuestro país, dijo Ríos, el sector productivo de Colombia está en mejor estado. “Hay oferta de servicios, pero exigen el págame primero. Los compradores triangularán, sortearán las barreras y algo se verá. Creo que del lado colombiano se buscará, a través de un ente, crear un mecanismo de compensación”.

“Gustavo Petro y su homólogo venezolano deben fortalecerse, pero realmente no les veo futuro”.

En cuanto a las materias prioritarias que se deben abordar para el reinicio de las relaciones Venezuela y Colombia, el secretario nacional de organización de OPINA considera necesarias las relaciones políticas y diplomáticas, aunque para él la apertura de la embajada a Venezuela por ahora no será posible.