Mariela Ramírez, representante del Foro Cívico, aseguró este miércoles que Naciones Unidas puede apoyar con la incorporación de la sociedad al espacio de negociación en México.

Recordó que se le dio el mandato a la ONU para que asuma el proceso de consulta pública, y afirmó que Naciones Unidas tienen esas capacidades y recursos. Hay muchas maneras para hacerlo, y una vez que Naciones Unidas tenga el mandato puede llevarlas adelante. Es un proceso por etapas, expresó.

Afirmó que cualquier noticia sobre el regreso a la mesa de negociación es recibida positivamente. La negociación debe tener como horizonte el interés nacional, y debe incluir la mayor cantidad de actores nacionales.

Ramírez aclaró que los sectores sociales no están buscando una silla en la mesa de negociación, sino ser “la base fuerte que la sostenga”. Debe involucrarse a los sectores sociales, enfatizó. Hasta ahora no ha sido así, pero en la medida en que la mesa tenga una robusta agenda social los venezolanos estaremos muy pendientes, y la mesa tendrá dolientes. Si no involucramos al pueblo venezolano veremos que la mesa puede deshacerse, alertó.

Una elección por sí sola no es la solución al problema venezolano, enfatizó en entrevista con Unión Radio.

Hemos dicho que las sanciones, si bien fueron la respuesta al deslave institucional, deben ser instrumentos para la recuperación del estado de derecho, subrayó. Deben ser vistas como instrumentos, insistió. Que sean incentivos para la negociación, no son un fin en sí mismo. Un conjunto de sanciones pueden cambiar la conducta de regímenes autoritarios, pero no han sido efectivas para un cambio de régimen. Los venezolanos sabemos muy poco de la política de sanciones, indicó.

En la última sesión de la mesa de México estaban por firmarse los acuerdos sobre los mecanismos de consulta, y esperamos que uno de los acuerdos sea abrir el proceso de participación pública de la sociedad, detalló. Así, sectores como salud y educación podrán llevar sus propuestas a la mesa.