Quiñones advirtió que el COVID-19 sigue sumando contagios y muertes ante la falta de “un plan de vacunación, el relajamiento de las medidas de bioseguridad”

Este lunes, el diputado electo en 2015 y dirigente de oposición, Marco Aurelio Quiñones, responsabilizó a la administración de Nicolás Maduro que actualmente en Venezuela exista un presunto mercado de negro de vacunas anticovid, producto de una plan de vacunación “lento”.

“La desesperación de la gente por la extensión del COVID-19 y la falta de un plan de vacunación es caldo de cultivo para los estafadores”, lamentó Quiñones en su cuenta de Twitter.

En ese sentido, afirmó que la semana pasada fueron detenidos los integrantes de un grupo delictivo que vendía vacunas falsas de COVID-19 en Lara. “La sustancia era preparada con agua hervida, antibióticos y analgésicos, y fue vendida a aproximadamente 2.000 personas que creen estar inmunizadas”, detalló.

Quiñones advirtió que el COVID-19 sigue sumando contagios y muertes ante la falta de “un plan de vacunación, el relajamiento de las medidas de bioseguridad y las mentiras continuas sobre la situación real por parte de la administración de Maduro, que está desbordado por la pandemia”.

“A estos criminales les debe caer todo el peso de la ley, pero al final el culpable es el régimen de Maduro por jugar con la salud del pueblo”, sostuvo el diputado por Voluntad Popular.