Aseguran que de 135 casos, solo cuatro están en etapa de juicio mientras que el resto se mantiene en fase de investigación

Los familiares de los jóvenes fallecidos durante las protestas del año 2017 presentaron este martes un documento ante el Programa de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) en el que denuncian las violaciones a los Derechos Humanos y exigen justicia para los casos.

Carmen Bracho, madre de Miguel Castillo, uno de los fallecidos en las manifestaciones de 2017, denunció que tras dos años de muerte de su hijo, el Ministerio Público no actúa con firmeza ni ejerce su función ante los cuerpos de seguridad para la solicitud de documentos relacionados con el caso.

“No hay forma que otorguen los documentos”, dijo en declaraciones a la prensa.

Asimismo, señaló que se han reunido en varias ocasiones con los representantes de la Alta Comisionada de DDHH de la ONU, Michele Bachelet.

Indicó que de 135 casos de 2017, solo cuatro están en etapa de juicio mientras que el resto se mantiene en fase de investigación.

“Parados desde octubre de 2017 cuando hubo cambio de Fiscal General de la República”, aseveró.

Por su parte, Elvira Llovera de Pernalete, madre de José Pernalete, otro joven fallecido durante las protestas de ese año, indicó que en el documento que entregaron en el Pnud exigen justicia y denuncian la impunidad del Estado.

“Seguimos buscando la justicia que se nos es negada constantemente”, señaló.

Aseguró que tienen muchas trabas en el proceso, pero persistirán en la búsqueda de la justicia. Agregó que los juicios son diferidos y los casos de investigación están paralizados.

Indicó además que son víctimas de persecución, amedrentamiento, e intentos de soborno.