“Los expertos que hablan de la eficiencia de las alcabalas dicen que en términos criminalísticos para conseguir delincuentes estadísticamente su eficiencia es del dos por ciento”, dijo el diputado electo en 2015

“Es muy grave el irrespeto a una garantía constitucional como el libre tránsito y un delito la actividad del matraqueo que cometen los cuerpos de seguridad del Estado como la Guardia Nacional, la Policía Nacional Bolivariana y las policías municipales en las alcabalas, por lo que se plantea un referéndum para que sean eliminadas”, propuso Luis Florido al referirse a la situación de cobro indebido y extorsión en algunos lugares del país.

El parlamentario electo en la Asamblea Nacional de 2015 propuso que “a partir del momento que se rescate la institucionalidad y la democracia, en el 2024, se pueda eliminar el concepto de las alcabalas, realizar un referéndum para determinar si las alcabalas continúan o no”.

Además, dijo que está “seguro que ganaría que las eliminen porque se han convertido en centros de extorsión contra los venezolanos”.

“Para algunos llegar a una alcabala es como llegar a la antesala del infierno, para otros es sinónimo de matraca. Los expertos que hablan de la eficiencia de las alcabalas dicen que en términos criminalísticos para conseguir delincuentes estadísticamente su eficiencia es del dos por ciento”.

Como ejemplo indicó que un productor agrícola o de productos perecederos para trasladar una mercancía desde Barquisimeto estado Lara, hasta Caracas, “tiene que pasar por 35 alcabalas, que significan potenciales lugares donde retienen a los transportistas, los revisan y no les permitirle el continuar si no les dejan algo en divisas o productos de los que transportan para la capital, de negarse a pagar son amenazados con retener la mercancía y detenerlos, igual sucede con los vehículos particulares a quienes les cobran en divisas”.

“Esto viola la Constitución de Venezuela, los derechos humanos de los venezolanos, el derecho al trabajo, producir libremente. Esto tiene que ser revisado y no puede haber defensa automática por parte de funcionarios del gobierno de alto nivel, con esto no estamos diciendo que todo el mundo es delincuente, pero es evidente que el problema es muy grave”, afirmó.