El dirigente Luis Silva afirmó que “las fuerzas democráticas venezolanas” siguen luchando por recuperar el valor del voto como mecanismo para lograr el cambio político en el país

Este lunes, el dirigente de Acción Democrática en el estado Bolívar, Luis Silva pidió como condiciones para que la oposición participe para las próximas elecciones de este año, la devolución de las tarjetas electorales a las autoridades de Acción Democrática (AD), Primero Justicia, Voluntad Popular, entre otras organizaciones políticas, que fueron “entregadas” por una sentencia ad hoc del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en 2020.

“Esas tarjetas fueron secuestradas por el gobierno de Maduro para deponer a sus legítimas autoridades”, dijo el dirigente de AD en el estado Bolívar, Luis Silva.

“Nuestra lucha es por elecciones libres”, agregó a propósito de las venideras elecciones regionales.

Silva afirmó que “las fuerzas democráticas venezolanas” siguen luchando por recuperar el valor del voto como mecanismo para lograr el cambio político en el país. En la búsqueda por recuperar la fuerza del voto y la confianza de los venezolanos en el sistema electoral, la segunda condición es que haya un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE), electo por consenso entre las partes.

La tercera es la presencia de observadores internacionales, representantes de la Unión Europea, OEA, Grupo de Lima y la Organización de las Naciones Unidad, completó.

Silva se pronunció por actualizar el Registro Electoral Permanente (REP), habilitación de candidatos, el cese de las migraciones, eliminar del control del voto asistido y otra serie de elementos que frenen el “ventajismo y abuso gubernamental”

Unidad opositora

Del lado interno, el dirigente político hizo un llamado a las fuerzas opositoras para lograr la unidad entre los actores políticos que adversan al chavismo.

“El candidato que represente a la unidad opositora debe entender que su postulación no es exclusiva de una organización política, al contrario es el portavoz de quienes aspiran a un cambio de gobierno en Venezuela y en el estado Bolívar”.