El pasado miércoles en la noche, el mandatario Nicolás Maduro prometió que su meta para este año es la reapertura total del país en octubre

Este viernes, la diputada electa en 2015, Olivia Lozano, planteó que el gobierno de Nicolás Maduro estaría usando recursos de los venezolanos para generar irregularidades en las elecciones del próximo 21 de noviembre.

“Las jornadas de vacunación no pueden convertirse en un acto de azar y de improvisación, condicionado a un carnet con parcialidad política”, indicó Lozano en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

En ese sentido, la parlamentaria señaló que la inmunización debe ser un proceso masivo y ordenado, donde el único condicionante sea ser venezolano o extranjero ciudadano de nuestro país.

Sin embargo, el pasado miércoles en la noche, el mandatario Nicolás Maduro prometió que su meta para este año es la reapertura total del país en octubre, justo un mes antes de que se realicen las elecciones para escoger a los representantes de gobierno estatal y municipal, así como sus representantes en el parlamento de cada estado y de las cámaras municipales.

“La meta es junio, julio, agosto y llegar a 70% mínimo de toda la población para generar lo que los científicos llaman la inmunidad de rebaño, y en el mes de octubre, noviembre y diciembre tener tres meses de trabajo, de movilidad, de movimiento”, anunció.

Durante las ultimas semanas del mes de mayo e inicios de junio, la administración de Maduro empezó con una jornada de vacunación anticovid, luego de la llegada de un cargamento de la dosis de Sinovac desde China y el quinto cargamento de Sputnik-V de Rusia. Posterior a eso, Delcy Rodríguez, la vicepresidenta del gobierno de Maduro aseguró el sábado 5 de junio que “cerca de 11% de los venezolanos han sido vacunados contra la COVID-19” -unas 3.300.000 personas-, aunque no detalló cuantos ciudadanos recibieron una sola dosis y cuantos han completado el tratamiento.

“Venezuela va a recibir más vacunas, por más que poderes imperiales pretendan impedirlo; el compromiso del presidente con nuestro pueblo es que haya vacunas para el pueblo venezolano”, reiteró.

Pese a eso, Delcy Rodríguez denunció este jueves en la mañana que el dinero para el pago de los recursos del mecanismo Covax, para adquirir las dosis anticovid fueron bloqueados.

“Venezuela pagó la cuota total de Covax, pero los últimos cuatro pagos han sido bloqueados y están bajo investigación”, dijo en una conferencia transmitida por Venezolana de Televisión.

Luego de estas declaraciones de la número dos del gobierno madurista, la organización no gubernamental Médicos Unidos de Venezuela (MUV) desestimó estas cifras en un comunicado en Twitter, en el cual afirma que estás cifras “fueron manipulados”.

“No sabemos si Delcy Rodríguez se equivocó o no vio la coma: 1,1 %, sería lo correcto y no 11 %”, agregó la organización al tildar a los miembros del Gobierno de “bárbaros”.

Hasta el momento se desconoce cuándo se recibieron las 570.000 que faltarían para completar medio tratamiento a 3.300.000 personas, equivalentes al 11 % referido por Rodríguez, afirma la ONG.

Por otro lado, las autoridades de Maduro detectaron 1.083 nuevos casos de COVID-19 en las últimas 24 horas, de los que 1.082 son de transmisión comunitaria y uno más “importado”, informó Rodríguez.

El mayor número de casos nuevos fue localizado en el noroccidental estado Zulia (fronterizo con Colombia), donde fueron ubicados 187 contagios, de los que 71 fueron detectados en la localidad de Mara y 55 en la capital regional, Maracaibo.

Por detrás se sitúa el estado Apure (119), seguido por Yaracuy (98), Caracas (76), Cojedes (70), Aragua (68), Barinas (67), Bolívar (60), Carabobo (51), Trujillo (43), Amazonas (38), Nueva Esparta (38), Portuguesa (37), Miranda (32), Anzoátegui (30), Falcón (25), Guárico (18), Táchira (14), Sucre (10) y Lara (1).