“A los venezolanos les digo que no los vamos a dejar solos, no lo están; aquí está la Asamblea nacional debatiendo, dirimiendo sus diferencias, pero sobre todo acordando políticamente algo que es constitucional, que es que va a continuar el Parlamento nacional, que va a continuar el respaldo al artículo 233, a la interlocución con el mundo, por supuesto, el fortalecimiento de esta Asamblea porque ese el propósito”, este fue el mensaje que Juan Guaidó dio luego de que fuera aprobada la continuidad de la “AN y de la presidencia encargada” tras modificación del Estatuto de la Transición en primera discusión.

En el cierre del debate de la “Primera discusión del Proyecto de Ley de Reforma parcial del Estatuto que rige la transición a la democracia para restablecer la vigencia de la Constitución en Venezuela”, celebrado este lunes 27 de diciembre, Guaidó dijo que “no se puede debilitar o mucho menos ir en contra de la Constitución”.

Asimismo, destacó que el “deber claro” del Parlamento nacional es de “proteger y resguardar la Constitución”, como también lo es “atender la República y a los venezolanos que quieren respuesta y que quieren salir definitivamente de esta tragedia”.

“No va haber vacío de poder en Venezuela producto de la ausencia de una elección legítima en el 2018, producto de la ausencia de haber secuestrado el voto en el 2020 por parte de Jorge Rodríguez quien hoy sencillamente secuestra competencias. Le digo claramente a Nicolás Maduro que quien tiene fecha de vencimiento, incluso en su perversa lógica, es él. Nicolás Maduro y Jorge Rodríguez fueron derrotados en su pretensión de dividir este Parlamento, en su pretensión de debilitar a este Parlamento”.

Deber ineludible

En su intervención, Guaidó reiteró que no dejará de luchar hasta lograr la celebración de una elección presidencial libre y justa que ponga fin a la crisis que cada día se agudiza en Venezuela, y que entre otras consecuencias, ha generado la migración de seis millones de venezolanos.

“Mi deber como Presidente encargado de Venezuela es procurar una elección presidencial libre y justa, arrebatarle las competencias a una dictadura que las usa para sostenerse un día más en el poder, que las usa para beneficiar a una clase cada vez más envilecida. Mi deber es poder procurar ese cambio en Venezuela. No es sencillo ejercer una presidencia encargada en una dictadura brutal que ha perseguido a los diputados, a los familiares de los diputados, a mi familia. Hemos asumido el riesgo porque no vamos a dejar solos a los venezolanos, porque no están solos los ciudadanos que han resistido una y otra vez”.

Aseguró que es momento de corregir los errores que se han cometido durante los últimos años; pero también hizo un llamado nuevamente para fortalecer la unidad democrática y para proteger a los diputados de las amenazas y persecución de la dictadura. Dijo además que entre esas correcciones está la de “disminuir la burocracia para hacernos ágiles en este momento”.

“Muchas gracias a los diputados que resisten, a los que defienden y protegen la Constitución, a los que defienden a los venezolanos, a los que vamos a poner todo nuestro empeño y esfuerzo para salir definitivamente de Nicolás Maduro y de esta dictadura en 2022 a través de una elección presidencial libre y justa. En dictadura abrazamos la Constitución, en dictadura abrazamos la posibilidad de una solución a través de una elección libre justa, la posibilidad de fortalecer nuestra interlocución con el mundo para provocar un Acuerdo integral que de respuesta a los venezolanos. Es nuestro deber reunificar y sanar a este país”.

Información de Asamblea Nacional