El ministro Motegi afirmó que su país se mantiene alerta a la situación humanitaria de los venezolanos, “incluida la acogida de los refugiados y migrantes fuera”

Este lunes, el ministro japonés de Asuntos Exteriores, Toshimitsu Motegi, inicia una gira por cinco países latinoamericanos con el fin de reforzar sus lazos en la región por medio de una diplomacia “con empatía y firmeza”, según dijo en una entrevista con EFE, en la que se manifestó ante la crisis que enfrenta Venezuela.

“El agravamiento de la situación política, económica y humanitaria en Venezuela ha generado 5,4 millones de refugiados y migrantes, y se ha convertido en un asunto regional que implica no solo a Venezuela sino también a los países de su entorno. Tengo entendido que los cinco países que voy a visitar esta vez, México, Uruguay, Argentina, Paraguay y Brasil tienen una visión común en el sentido de que todos comparten la importancia de solucionar cuanto antes la crisis venezolana de manera democrática y pacífica”, afirmó.

En relación a las controvertidas elecciones de la Asamblea Nacional de Venezuela, celebradas el pasado mes de diciembre, Japón “tiene dudas sobre la legitimidad de sus procesos electorales y manifestó su profunda preocupación al respecto”, sumó.

“Japón sigue haciendo un llamamiento en pro de la restauración de la democracia con la amplia participación de ciudadanos y la pronta celebración de elecciones libres y justas en Venezuela, y apoya al presidente interino, Juan Guaidó”, agregó.

De igual manera, afirmó que su país se mantiene “atento” a la situación humanitaria de Venezuela, “incluida la acogida de los refugiados y migrantes fuera” del país y que continuará colaborando con la comunidad internacional “para afrontar estos retos”.