Considera que es el momento para que, quienes en 22 años no lograron los objetivos, se aparten para que la nueva generación de líderes hagan el trabajo.

Para Irwing Ríos, Secretario Nacional de Organización del Partido Opinión Nacional, (OPINA), es necesario comenzar un proceso político que permita el surgimiento de nuevas alternativas para la administración del poder y lograr la colocación de las ideas en el mercado político y entrar en un proceso democrático. El Secretario Nacional de Opina destaca la necesidad de ir a un proceso de diálogo transparente para poder establecer acuerdos y estar dispuestos a ceder de los principios ideológicos y filosóficos.

“El momento político demanda de nuevo actores, que presentan un plan. Nosotros en Opina trabajamos en ello todos los días. Necesitamos lograr acuerdos entre los distintos sectores para llevar la República hacia el camino de la prosperidad económica”, dijo.

A su juicio, el resultado del reciente proceso electoral demostró que 42% de la población cree en el voto, mientras que otro 58% no cree en los actores políticos y por eso no fueron a votar.

“Muchas veces los políticos se niegan a reconocer que las fórmulas puestas en práctica no han sido las mejores y entonces culpan a la gente o a las condiciones”, dijo.

En nombre de la Opina, Irwing Ríos pide al resto de las organizaciones que los temas de negociación política se hagan de manera transparente y pública, “porque se habla de vidas, del futuro de los ciudadanos y de la República”.

Asimismo, indicó que los principios ideológicos y filosóficos de cada organización no son absolutos, sostuvo que “vivimos en un país con diversidad. Hay que establecer acuerdos”.

“No se puede negociar la República, porque no nos pertenece, pero sí podemos establecer acuerdos para definir su funcionamiento porque en el proceso de conflicto político se está afectando la vida de muchos venezolanos”, sostiene.

Reiteró que en el proceso de negociación política hay líderes venezolanos que están dispuestos a trabajar para saldar la inmensa deuda social que existe.

“Llegó la hora para quienes en 22 años no lograron sus objetivos, abran paso a las nuevas generaciones de líderes”.