Consideraron además que estas elecciones “no serán ni libres ni transparentes”, ya que “se celebran en un contexto en el que hay numerosos presos políticos”

El grupo del Partido Popular Europeo (PPE) en la Eurocámara, anunció este martes que no participará en la misión de observación que la Unión Europea (UE) ha organizado para observar las elecciones venezolanas del próximo 21 de noviembre, para “evitar blanquear” al régimen de Nicolás Maduro.

El grupo conservador recalcó en un comunicado, que esos comicios municipales y regionales “inevitablemente” serán usados para “validar el régimen de Nicolás Maduro, que sigue violando sistemáticamente los derechos humanos del pueblo venezolano”.

Subrayó, además, que se trata de la “primera vez” que el grupo no participa en una misión de este tipo.

“El grupo PPE no quiere contribuir con su presencia a que la misión de la UE pudiera ser interpretada como un blanqueamiento del cruel régimen que se ha apoderado del poder en Venezuela”, afirmaron en el comunicado el presidente del grupo PPE, Manfred Weber, y la portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat.

Subrayaron asimismo, que el Gobierno de Maduro “ha sido condenado en numerosas ocasiones por el Parlamento Europeo, que además no reconoce a los órganos surgidos de los fraudulentos procesos electorales celebrados en Venezuela en los últimos años”.

Consideraron además, que estas elecciones “no serán ni libres ni transparentes”, ya que “se celebran en un contexto en el que hay numerosos presos políticos”, muchos de ellos candidatos inhabilitados o exiliados, además de cinco millones de venezolanos desplazados que no podrán ejercer su derecho al voto, dijeron.

Weber y Montserrat recordaron que la Corte Penal Internacional ha abierto recientemente un procedimiento para investigar al régimen de Maduro “como responsable de crímenes de lesa humanidad”.

Según señalaron, el envío de una misión de la UE a estas elecciones contradice un informe elaborado en julio pasado por el Servicio Europeo de Acción Exterior.

El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, dejó claro en octubre que tomó la decisión de enviar la misión de observación entonces y no en julio, tras haber negociado con Venezuela que se cumplen las condiciones para su despliegue.

Especialmente después de la decisión de los partidos políticos de la oposición de participar en los comicios y la anulación de restricción de los candidatos opositores. EFE