Desde su análisis considera que existen factores que atentan contra el liderazgo de Juan Guaidó, buscando ocupar nuevos espacios

Emilio Figueredo, abogado y exembajador de Venezuela indica que en este momento existen intereses que pretenden “defenestrar a Guaidó” en el debate político y alerta que no es el dirigente opositor el problema en la crisis política local y hace alusión al libro “La rebelión de los náufragos”.

“Ahora resurgen nuevos náufragos que pretenden, bajo diversas excusas y argumentos, defenestrar a Guaidó, como si fuese él y no Maduro el obstáculo para recuperar la democracia en nuestro país. Tal vez, algunos de ellos se creen que son los auténticos y necesarios salvadores de la patria, sólo que no toman en cuenta que Guaidó no está ahí por ser Juan Guaidó, sino por ser la única representación legítima de la constitucionalidad mancillada por el régimen y, en tal sentido, la reconocida por 60 naciones”, señala Figueredo en editorial de Analitica.com.

Trata de hacer un símil con la situación de Carlos Andrés Pérez y el cuestionamiento que le hizo un sector político y que terminó sacándolo del poder.

“Al igual que con CAP, algunos logreros o ingenuos creen que sacando a Guaidó del poder la crisis va resolverse, y que la comunidad internacional va mansamente a plegarse y aceptar a quien este grupito decida poner en su lugar”, señala Figueredo.

Según su visión “ni los EEUU, ni Europa, ni América Latina, van a aceptar algo producto de maniobras en las redes sociales, en algunos medios de comunicación fuera de Venezuela y de ciertos analistas políticos, y hasta empresarios, que quieren una salida rápida a su situación sin importarles con quién”.