Segundo Meléndez, Presidente del MAS, sostiene el planteamiento de que las elecciones son la opción viable para darle una salida a la crisis. “Lo primero es lograr un nuevo CNE”

Promover la abstención y la desconfianza en el voto es hacerle un favor a un Gobierno, que está desprestigiado ante la población porque no ha dado respuestas a las necesidades.

Así lo señala el Presidente del Movimiento al Socialismo MAS, Segundo Meléndez, quien afirma que el voto es la forma para desalojar del poder a Maduro.

“Se está apoyando de manera directa al Gobierno Nacional por lo que creemos que hoy, el aliado más importante que tiene Nicolás Maduro, se llama Juan Guaidó, porque promover la abstención al único que beneficia es al Gobierno”, dijo Meléndez.

En una entrevista realizada en el canal de noticias Globovisión, Meléndez afirmó que existe un doble discurso en el que Guaidó, al integrar diputados que lo apoyan en la discusión de la designación del CNE, va en línea contraria con lo que ha expresado de no negociar con el Gobierno y no aceptar el nuevo CNE.

“Guaidó ha dicho que no solo todas las opciones están sobre la mesa, sino que hay opciones bajo la mesa, y como todos sabemos, bajo la mesa se esconden las cartas para hacer trampa, algo a lo que parece estar dispuesto el diputado Guaidó”.

Meléndez, comentó que le sorprendió la posición de Guaidó cuando señaló que no cree en soluciones electorales, que no participaría en ellas y que su política sería aumentar las sanciones por parte de los Estados Unidos contra Venezuela.

Insistió en que las elecciones son la salida para la crisis y el primer paso es lograr un nuevo CNE.

“El nuevo CNE es vital y medular para conseguir una salida a la crisis política que vive el país y la dirigencia tiene el deber de allanar ese camino para lograr que se eso pueda salir de la Asamblea Nacional”, sentenció Meléndez.

Aclaró la posición del MAS, frente a la posibilidad de que el CNE sea designado por el Tribunal Supremo de Justicia. “Nosotros queremos que salga de la Asamblea Nacional, pero si eso no es posible, ante la necesidad imperiosa de tener una salida electoral tendría que ser el TSJ quien lo designe”.

Meléndez, señaló que Maduro es el más interesado en que exista una gran abstención en cualquier proceso electoral venidero “mientras que el diputado Guaidó la promueve, con lo que se convierte en su socio fundamental en este momento”.