El dirigente denunció “un arranque tardío del proceso”. Sostiene que debe rescatarse la institucionalidad del voto y por eso hay que votarse

Henrique Capriles señaló que el acto de votar no implica darle un espaldarazo a Nicolás Maduro y su gobierno y dijo que es un acto de rechazo precisamente.

“Yo no vine a legitimar a Maduro. Vengo a expresarme contra el Gobierno y los funcionarios locales y regionales que son los culpables del desastre de este país”, dijo Capriles al salir de su acto de votación

Denunció que todavía a la 1 pm hay centros de Miranda donde las mesas no han abierto. También reporta que en Portuguesa hay problemas similares con las mesas.

“El PSUV se acostumbró a que no participáramos y por eso se han presentando inconvenientes. Los coordinadores electorales cometen arbitrariedades, pero ahora estamos aquí”, dijo Capriles.

Destacó que a partir de hoy “vamos a tener nuevas caras con una legitimidad ganada con votos”.

Sobre la presencia de observadores y veedores internacionales hioz la distnción entre la delegación de la Unión Eurpea y “los amigos de maduro que vienen a hacer turismo político”.