Richelle Briceño se reunió con la plana mayor del partido político Avanzada Progresista y expresó que la comunidad sexo diversa necesita ser reconocida por las instituciones del Estado.

Continuando con el ciclo de conversaciones con diferentes sectores, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Avanzada Progresista (AP) recibió a Richelle Briceño, abogada, educadora y defensora de los derechos humanos de la población LGBTI, quien celebró el espacio de discusión promovido por la tolda política en aras de escuchar las demandas de la sociedad.

Richelle Briceño enfatizó en la necesidad de que la población LGBTI sea reconocida y sus derechos garantizados por las instituciones del Estado, por sus leyes y sus políticas públicas, según reseñó nota de prensa de la tolda política.

“Todos los partidos políticos deben estar a tono con los planteamientos de la población LGBTI para discutir y educar a la sociedad sobre la inclusión, el respeto y la no discriminación por inclinación u orientación sexual. Aplaudo esta iniciativa de Avanzada Progresista de sumarse en respaldar los derechos humanos establecidos en la Constitución”.

“La no discriminación es una batalla que debemos luchar en todo el país para poder erradicar todas las formas de violencia que existen” sentenció.

No a la discriminación

Recordó Briceño, que la Asamblea Nacional (AN) acordó proclamar cada 17 de mayo como Día Nacional Contra el Odio, la Discriminación por Orientación Sexual, Identidad de Género y Expresión de Género, el cual está dedicado al reconocimiento de la igualdad y sus luchas en contra de la discriminación y exclusión de personas por estos motivos. 

“Las instituciones del Estado venezolano tienen una deuda histórica con la comunidad LGBTI, pues somos una población que debe ser reconocida y visibilizada” senaló Briceño.

Consenso de las fuerzas políticas en pro de los derechos humanos

Bruno Gallo, diputado y miembro del CEN, estableció que desde Avanzada Progresista se abren espacios para lograr consenso entre las diferentes fuerzas políticas del país para respaldar sus demandas y construir una agenda común en los reclamos por sus derechos.

“El tema de los derechos humanos y la no discriminación de la comunidad LGBTI es una oportunidad extraordinaria para saldar la deuda y ausencia de debate que tiene el país sobre las demandas de esta población que debe ser reconocida y atendida”, agregó el dirigente político.