El candidato a la Asamblea Nacional por el partido Soluciones afirma que en Pdvsa hay roscas que impiden que la estatal petrolera funcione con eficiencia. “El país esta en crisis por no saber enfrentar los conflictos de intereses generados entre la oposición y el gobierno. Ambos no respetaron la autoridad ni las leyes y generaron un abismo, un conflicto singular de hombre a hombre, de cuerpo a cuerpo. El proceso de diálogo nacional es básico, pero debe existir entre ambos la voluntad política de darles cumplimiento a los acuerdos”

Lo más fácil es comenzar a hablar de Luis Acosta Carlez, general retirado y candidato a la Asamblea Nacional (AN), por el famoso episodio del eructo ante los medios de comunicación en el año 2003. Un hecho que marcó su carrera política para siempre. Después fue gobernador del estado Carabobo, y hoy se postula como candidato por el partido Soluciones para las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, cuestionadas nacional e internacionalmente.

En su cuenta en Twitter se presenta como “vendedor de huevos, queso. Productor de cloro, desinfectantes y jabón líquido”. Su candidatura generó polémica en redes sociales, pero finalmente Claudio Fermín, presidente de Soluciones, la ratificó y dijo que el eructo fue “un error comunicacional”.

Algunos intentos fallidos de hacer esta entrevista por teléfono obligaron al envío de un cuestionario por Whatsapp. Estas son sus respuestas:

-Usted es un militar asociado con la figura del presidente Hugo Chávez, amado y odiado. ¿Qué banderas defiende hoy Acosta Carlez? ¿Chávez tenía razón? ¿Chávez se equivocó?

-La bandera que defiendo es la de ser humanista, del amor, de la solidaridad y del respeto mutuo. Chávez se equivocó en algunas políticas públicas, como la de buscar pelea con el gobierno de USA. Hubo una incongruencia en su política que vendía los bonos de la deuda pública en $ y peleaba con los dueños de los $. Hubo muchas políticas convincentes tales como en educación y salud

-¿El país hoy está mejor o peor que en 1998? ¿Por qué?

-El país hoy está en crisis que es consecuencia del ocaso del sistema de gobierno.

-¿Qué piensa de la gestión de Nicolás Maduro? ¿Qué cosas aplaude y qué cosas critica? ¿El país está en esta crisis por la gestión de Maduro o por las medidas de Estados Unidos? ¿Por ambas?

-La gestión de Maduro no tiene la voluntad política para enfrentar la crisis económica.

-¿Qué medidas tomaría Acosta Carlez para recuperar el bolívar y el salario? ¿Para combatir la hiperinflación y recuperar la producción?

-Si convertimos nuestra moneda en bolívar plata, como era antes, solucionamos la crisis económica, política y social. En educación las instalaciones están abandonadas; en salud no existen medicamentos y las instalaciones están abandonadas; en vialidad las autopistas, carreteras y calles destruidas. La gerencia administrativa de PDVSA ha sido pésima, el mantenimiento de las instalaciones y de las refinerías no se hizo y he aquí el problema de la no producción de gas y la falta de gasolina, aunado a las roscas que se formaron en PDVSA de Los Rodríguez, de Maduro, de los de Tarek El Aissami, de Diosdado. Entre ellos no se soportan y por tal motivo a nuestra empresa se le dificulta operar con eficiencia. Hay que desenroscar a PDVSA.

-¿Está de acuerdo o rechaza un proceso de diálogo nacional? Si está de acuerdo: ¿Entre quiénes, con la mediación de quiénes y para qué?

-El país esta en crisis por no saber enfrentar los conflictos de intereses generados entre la oposición y el gobierno. Ambos no respetaron a la autoridad ni a las leyes y generaron un abismo, un conflicto singular de hombre a hombre, de cuerpo a cuerpo. El proceso de diálogo nacional es básico, pero debe existir entre ambos la voluntad política de darles cumplimiento a los acuerdos.

-¿Volvería a eructar por alguna causa política o económica? ¿O aquel eructo fue un error?

-El simulacro del eructo fue una estrategia de comunicación que logró desmoralizar a la oposición. A la prueba está que al día siguiente del mismo todas las empresas abrieron sus puertas. La cantante Shakira presentó una propaganda a Mendoza en la que ella eructaba una malta Polar y le dijeron que en Venezuela estaba prohibido eructar después del eructo de Acosta Carlez. El simulacro del eructo fue una estrategia, y como tal, funcionó