Los integrantes del Grupo de Contacto Internacional sobre Venezuela apuestan por una solución pacífica que lleve a la celebración de elecciones presidenciales libres y transparentes

Panamá se unió este lunes 22 de julio al Grupo de Contacto Internacional (GCI) impulsado por la Unión Europea (UE) y países de la región latinoamericana para apoyar una solución a la crisis en Venezuela.

“Los miembros del Grupo de Contacto Internacional sobre Venezuela están satisfechos de informar que han aceptado la petición de la República de Panamá de unirse al GCI”, dijeron los miembros de la coalición a través de un comunicado.

Dieron “la bienvenida al compromiso de Panamá de contribuir a una solución pacífica y democrática de la crisis en Venezuela”, y aseguraron mirar “con ganas” el “papel positivo” que el nuevo socio tendrá en el grupo.

El comunicado indica que la decisión de Panamá se percibe “como una prueba más” de que está surgiendo “un creciente consenso internacional sobre la necesidad de una solución pacífica, incluida la organización de elecciones presidenciales libres y transparentes”.