Fragmentación, dispersión de esfuerzos y división del apoyo internacional son algunas de las consecuencias

Varias semanas después de haber anunciado un pacto unitario como alternativa a las elecciones parlamentarias, finalmente Juan Guaidó concretó, este lunes 7 de septiembre, la firma de este compromiso.

Uno de los puntos clave del Pacto es: “Activar el artículo 70 de la Constitución para convocar una consulta popular, con apoyo internacional, que permita a todos los venezolanos, dentro y fuera del país, expresar la voz del pueblo y manifestar el respaldo necesario para avanzar hacia nuestra libertad, recuperar la democracia y promover el bienestar para todos los venezolanos”.

El pasado 20 de agosto, Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países y la mayor parte de la oposición venezolana, ratificó su voluntad de firmar un pacto que implicara una agenda de lucha y de movilizaciones. Otros sectores que adversan el gobierno de Nicolás Maduro han decidido transitar el camino de las elecciones parlamentarias, a pesar de las condiciones políticas y electorales adversas en las que se celebrarán.

¿Qué implica para la oposición la firma de este Pacto?

-Fragmentación. La oposición se divide cada vez más, y ya no es solo por incorporarse o no a las parlamentarias. La “participacionista” está tan fragmentada, que ni siquiera ha podido construir candidaturas unitarias para derrotar al oficialismo en los comicios del 6 de diciembre. En un comunicado, el presidente del Movimiento Al Socialismo (MAS), Segundo Meléndez, instó a los integrantes del partido naranja a trabajar por la unidad. Pero hasta la fecha no hay acuerdos para reunir todos los apoyos en torno a un grupo de nombres.

La dirigente María Corina Machado se desmarcó de la agenda Guaidó y de la consulta que propone el Pacto. Machado defiende “la operación de paz y estabilización” y acota que a Guaidó le quedan pocos días para una solución.

-División del apoyo internacional. Guaidó tiene un apoyo internacional relacionado con su rol como presidente del Parlamento y como presidente interino juramentado en la calle -con el aval de la AN- el 23 de enero de 2019. Pero la Unión Europea, que ha condenado a Maduro y permanentemente cuestiona su proceder, ha insistido en una salida negociada para Venezuela (que incluya elecciones libres) y ha valorado positivamente algunas medidas (como los indultos a 110 presos y perseguidos políticos) tomadas recientemente por el ejecutivo madurista. Si el gobierno en ejercicio cede en otros aspectos y la UE acepta participar como observadora en las parlamentarias, ¿qué pasará con la oposición que lidera Guaidó, que no va al proceso electoral?

-Dispersión de esfuerzos. Mientras el sector liderado por Guaidó trabajará para organizar una consulta con base en el artículo 70 de la Constitución Nacional, otro sector se dedicará a tratar de ganar la Asamblea Nacional.

El Pacto Unitario, al referirse al artículo 70, se atiene a recursos como el referendo, la consulta popular, la revocatoria del mandato, el cabildo abierto y la asamblea de ciudadanos, además de las iniciativas legislativa, constitucional y constituyente.