El magistrado Santiago Pedraz, de la Audiencia Nacional, les impuso medidas cautelares de comparecencia ante el juzgado y prohibición de salir del país

Los cuatro detenidos en la causa contra el exembajador español en Venezuela Raúl Morodo por blanquear en España fondos relacionados con el expolio a la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa) quedaron este miércoles en libertad con cargos tras declarar ante un juez.

El magistrado Santiago Pedraz, de la Audiencia Nacional, impuso a los cuatro y al propio Raúl Morodo, que también prestó declaración este miércoles, medidas cautelares de comparecencia ante el juzgado y prohibición de salir de España, informaron fuentes de la Audiencia.

Los detenidos que quedaron libres son Alejo Morodo, hijo del exembajador, Carlos Prada, un venezolano afincado en España vinculado a los Morodo para los supuestos cobros y el blanqueo, la mujer de éste y la esposa de uno de los investigados en la causa.

Morodo declaró este miércoles y se desvinculó de los hechos de corrupción. Foto: Agencias.

Raúl Morodo no fue detenido en la operación del pasado lunes por su avanzada edad (84 años) y acudió este miércoles a declarar. Se desvinculó del cobro de 4,5 millones de euros de Pdvsa que investiga la Fiscalía Anticorrupción.

Según la Fiscalía, este dinero lo percibió supuestamente su hijo mediante contratos falsos de asesoría legal suscritos con la petrolera entre 2012 y 2015, cuando Raúl Morodo ya no era embajador en Venezuela.

El dinero se blanqueó después mediante una compleja trama de sociedades creadas por el hijo y otros investigados, en las que figuraban las dos mujeres detenidas como partícipes, cuando ambas son amas de casa. Los investigadores sospechan que parte del dinero lo lavaron luego con inversiones inmobiliarias en España.

Además de las detenciones, en la operación desarrollada el pasado lunes por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF) se practicaron ocho registros, entre ellos el de las oficinas en Madrid del que fuera embajador de España en Venezuela entre 2004 y 2007.