Lavarse las manos es clave. Pero el uso de guantes de goma o el baño con agua caliente no está demostrado que combata al virus

Reportado oficialmente por China el 31 de diciembre de 2019, el coronavirus que causa la COVID-19 no deja de sorprender a la humanidad (por el dolor y el caos que ha dejado a su paso) y a los científicos.

Muchas son las recetas que se proponen para combatirlo, pero no todas han sido comprobadas. Este es un repaso de lo que funciona y lo que no funciona, según la Organización Mundial de la Salud (OMS):

Lo que funciona:

-Lavarse las manos. “Lávese las manos con frecuencia con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón. Lavarse las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón mata el virus, si este está en sus manos”, señala la OMS.

-Limpiar las superficies y objetos con alcohol y desinfectante. El virus puede permanecer activo.

-Incorporar la “cortesía respiratoria”. “Al toser o estornudar, cúbrase la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo; tire el pañuelo inmediatamente y lávese las manos con un desinfectante de manos a base de alcohol, o con agua y jabón”, destaca la organización. “Al cubrir la boca y la nariz durante la tos o el estornudo se evita la propagación de gérmenes y virus. Si usted estornuda o tose cubriéndose con las manos puede contaminar los objetos o las personas a los que toque”.

-Asumir el “distanciamiento social”. La Organización Mundial de la Salud recomienda mantener al menos un metro de distancia entre las personas. “Cuando alguien con una enfermedad respiratoria, como la infección por el 2019-nCoV, tose o estornuda, proyecta pequeñas gotículas que contienen el virus. Si está demasiado cerca, puede inhalar el virus”.

-No dar la mano al saludar. “Los virus respiratorios pueden transmitirse al darse la mano y ‎tocarse los ojos, la nariz y la boca. Es mejor saludar con un gesto de la ‎mano, una inclinación de la cabeza o una reverencia.”, enfatiza la OMS.

Lo que no se ha demostrado que funciona:

-Beber agua a cada rato. Es bueno para el organismo, sin duda alguna, pero no es una medida que proteja contra la COVID-19.

-Echarse encima alcohol. Esta acción no mata al coronavirus que ya ingresó al organismo; por el contrario, se puede irritar la piel.

-Baños de agua caliente. La temperatura del cuerpo se restablece.

-Uso de guantes de goma. “Lavarse las manos con frecuencia proporciona más protección ‎frente al contagio de la COVID-19 que usar guantes de goma. El hecho ‎de llevarlos puestos no impide el contagio, ya que si uno se toca la cara ‎mientras los lleva, la contaminación pasa del guante a la cara y puede ‎causar la infección”, recuerda la OMS.