A pesar de las expectativas los diputados del PSUV nunca llegaron. Su reincorporación, uno de los puntos del acuerdo firmado entre Maduro y cuatro partidos opositores, Guaidó la calificó como un “parapeto” que “no les duró ni un día”

El Palacio Federal Legislativo se preparó este martes para una posible reincorporación de los diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) a la Asamblea Nacional (AN) después de que se anunciara como uno de los seis puntos del acuerdo entre cuatro partidos de oposición (Movimiento al Socialismo, Avanza Progresista, Soluciones, Cambiemos) y el gobierno del mandatario Nicolás Maduro.

Desde las primeras horas de la mañana de este pasado se observaba en el palacio legislativo mayor presencia de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Una de las ordenes era mantener sin llave la puerta que da hacia la ceiba, el árbol que se encuentra frente de la Iglesia de San Francisco, por si los Parlamentarios llegaban por allí.

Foto: AFP

A diferencia de las sesiones de los últimos meses, una cinta para dividir filas separaba el paso de entrada hacia el hemiciclo: del lado derecho los diputados y del lado izquierdo la prensa. Por todo el pasillo había seguridad interna, que también se observó en la llegada del presidente del Parlamento Juan Guaidó.

Foto: EFE

Por todos los jardines del palacio se especulaba sobre la llegada de la bancada que en 2015 logró 55 diputados. Tras la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) sobre los diputados de Amazonas, pasaron a ser 54 y durante los cuatro años transcurridos, muchos han pasado a ocupar otros cargos públicos, entre ellos el actual gobernador de Miranda Héctor Rodríguez. También está el caso del diputado Hugo “El Pollo” Carvajal, quien se encuentra en España.

Foto: AFP

Otra particularidad de la sesión extraordinaria de este martes fue mayor presencia de prensa internacional. Mientras un corresponsal extranjero estaba dentro del hemiciclo, otro del mismo medio estaba cerca de los jardines del Palacio Federal, esperando por la posible llegada de los parlamentarios chavistas.

Luego de tanta expectativa los diputados del PSUV nunca llegaron. Quien sí llegó a mitad de la sesión fue el diputado José Antonio España, integrante de la fracción parlamentaria Cambiemos, uno de los partidos integrantes del acuerdo con Maduro.

Foto: Rafael Briceño

“Ese acuerdo es que se instala una mesa de diálogo, de paz, de encuentro, pero con resultados concretos. Esos resultados son la reincorporación de los diputados del PSUV a la AN, que puede ocurrir en la sesión de hoy o en las próximas sesiones, pero va a ocurrir”, fue parte del discurso de España al llegar al Parlamento.

Durante su intervención en la tribuna de oradores, el diputado de Cambiemos fue abucheado y pitado cada vez que defendía o exponía algún punto sobre el acuerdo firmado en la mesa de diálogo entre un sector opositor y Maduro. “Esa mesa va a funcionar, esa mesa a pesar comienza, van a haber acuerdos importantes para los venezolanos”, afirmó.

Foto: Rafael Briceño

Luego de finalizar sus palabras, España bajó del podio. Se sentó en el primer curul de la bancada chavista, puestos que son asignado a los jefes de fracción. Se mantuvo sentado allí por poco menos de media hora. Luego se dispuso a abandonar el Parlamento, mucho antes de finalizar la sesión.

Otros que sí asistieron, fueron los cuatro diputados del PSUV que se han ido reincorporando durante los últimos años: Arkiely Perfecto, Lucila Pacheco, Fernando Orozco y Eustoquio Contreras, este último es quien tiene más tiempo acudiendo a la AN. Contreras anunció su reingreso en 2017 junto con el diputado Germán Ferrer, quien se encuentra en el exilio.

Foto: Rafael Briceño
Foto: Rafael Briceño

La diputada Pacheco, quien tiene más de año y medio de reincorporación, hizo un llamado a que sus compañeros vuelvan y “le den la cara” a los electores que votaron por ellos. Por su parte, Perfecto, quien se reincorporó hace seis meses, y quien fue aplaudida por sus compañeros y felicitada por Guaidó durante su intervención, afirmó que “ellos (los parlamentarios del PSUV) abandonaron un espacio legitimo de debate por lineamientos políticos”.

En medio de la sesión los que sí llegaron fue una protesta de maestros, la segunda convocada en lo que va de semana en el centro de Caracas. Una comisión pudó ingresar a la sesión y exponer sus peticiones ante Guaidó. Al salir del parlamento se suscitaron incidentes con civiles identificados con el oficialismo quienes agredieron a los docentes que manifestaban.

Foto: Rafael Briceño