Denunció que “colectivos armados” le “robaron” su teléfono celular

El periodista Carlos Julio Rojas aseguró la noche de este jueves, 23 de julio, tras su liberación, que su detención mientras cubría la protesta de pensionados y jubilados más temprano, fue un trabajo conjunto entre la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y “colectivos armados”.

Explicó que “nosotros nos encontrábamos haciendo cobertura a esta protesta de jubilados y pensionados, porque reciben una pensión de hambre”, cuando fue detenido.

El comunicador social, es integrante de la junta directiva del Colegio Nacional de Periodistas (CNP), seccional Caracas.

Denunció que “durante el procedimiento los propios colectivos armados me robaron mi teléfono, mi única arma que es un teléfono para hacer la cobertura de los hechos que ocurren en Caracas de gente que está muriendo de hambre, que tienen que violar la cuarentena porque no tienen agua, luz…pasamos 8 horas en un tigrito con presos comunes”.

Apunto que “informar no es delito, censura es dictadura”.