Luego del ingreso de uniformados a la sede de Voluntad Popular, Borges destacó que la presencia internacional debe incrementar para fracturar “el régimen”.

“Denunciamos ante la comunidad internacional el asalto de la sede del partido Voluntad Popular, por parte de grupos paramilitares afectos al régimen”, advirtió este viernes 15 de noviembre Julio Borges, Comisionado para las Relaciones Exteriores de Venezuela, designado por el Gobierno de Juan Guaidó.

Asimismo, Borges aseveró que la acciones ejercidas por los funcionarios, de quienes se desconoce el organismo al que pertenecen, revela la desesperación del Gobierno de Maduro. “Es parte de una maniobra desesperada por parte de la dictadura, sabe que mañana habrá una gran manifestación de repudio tanto nacional como internacional”, afirmó.

A un día de la fecha pautada por la oposición de reencontrarse en las calles para manifestar en contra de Nicolás Maduro y su gabinete, uniformados ingresaron a la sede Voluntad Popular y detuvieron a 43 personas, afirmó el Diputado de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara.