La jueza Karina Mariana Zucconi, que dejó en libertad a un hombre acusado de abusar sexualmente de una venezolana en Argentina durante su primer día de trabajo, cambió la imputación del caso: pasó de “abuso sexual simple” a “abuso sexual agravado por acceso carnal”.

Es reviral, un medio en Argentina conformado por venezolanos en ese país, informó que la abogada resolvió mantener la libertad de Irineo Garzón Martínez, pero deberá presentarse ante el tribunal en los primeros 10 días de cada mes.

Se dictó, además, la prohibición de salida del país y el embargo de sus bienes personales del señalado, de 35 años de edad.

Las medidas se emitieron mientras se resuelve la apelación para revocar la excarcelación del hombre. Garzón  abusó sexualmente de la joven de 18 años de edad mientras cumplía una prueba laboral en una tienda propiedad de Garzón.

Ciudadanos, tanto venezolanos como argentinos, convocaron para este jueves una protesta en la calle Paso de Buenos Aires, donde está ubicado el local.

El día del hecho, la joven pudo avisar a su madre que presumía que el sujeto la había drogado. Comenzó a sentirse mareada y sintió que sus manos se estaban durmiendo. Su mamá logró comunicarse con la policía y llegaron al lugar, consiguiendo al hombre en flagrancia, después de cometer el abuso.