El exrepresentante del Gobierno de Venezuelas ante Naciones Unidas asegura que es víctima de persecución política

Este viernes, el expresidente de Petróleos de Venezuela, Rafael Ramírez, denunció que habría sido allanada y ocupada su casa en Venezuela, al mismo tiempo en que el Fiscal General de la república, Tarek William Saab, estaba declarando ante la Asamblea Nacional de 2020.

Quien formara parte del Gabinete Ejecutivo de Hugo Chávez, siendo el más importante y principal ministro (decía Chávez de él)afirmó en un extenso comunicado que esta vivienda fue adquirida “mucho antes de que formar parte de la directiva de PDVSA”.

“Quiero denunciar ante Venezuela y el mundo que mi vida y la seguridad de mi familia debido a que Maduro se ha propuesto, ya como un asunto personal atacarme…”, dijo en la nota.

En ese sentido, aseguró que se encuentra perseguido y agredido y que el gobierno de Nicolás Maduro está “utilizando la justicia como instrumento de justificación y coacción”.

Aquí el comunicado de prensa enviado por Rafael Ramírez a los medios, este viernes.