Fueron imputados en la noche del sábado 4 de abril, según los informó Joel García, quien señaló una serie de “irregularidades” en el procedimiento

Maury Carrero y Demóstenes Quijada, fueron imputados por los delitos de Terrorismo, Asociación, Ocultamiento de armas y explosivos, y ocultamiento de menor cuantía de droga por la juez Hilda Villanueva

El abogado de Quijada, Joel García, indicó que su defendido “fue presentado ante el tribunal 18 de Control, por cuánto había sido ese juzgado quien había librado las órdenes de allanamiento y de aprehensión”.

Explicó que el tribunal se declaró incompetente para hacer la audiencia con el alegato de “no tener la competencia especial, para conocer de causas relacionadas a delitos conexos al terrorismo, es decir, que tampoco tenía la competencia para expedir órdenes de allanamiento, ni de aprehensión contra persona alguna relacionada con esos delitos”.

García, cita el artículo 72 del COPP que reza lo siguiente: “Los actos procesales efectuados ante un tribunal incompetente en razón de la materia serán nulos…”. El abogado señala que por esta vía “todo el procedimiento es nulo absolutamente. Pero no, la justicia alternativa revolucionaria anoche dijo, que eso era legal”.

Otra de la irregularidades que señaló García, apunta a que “las órdenes de allanamiento y de aprehensión la DGCIM, se las solicita al Ministerio Público en fecha 2 DE ABRIL 2020, el fiscal las pide al tribunal el 1 DE ABRIL 2020 y el tribunal las expidió ese mismo primero de abril. Es decir, que el fiscal y el tribunal tramitaron las órdenes antes que la DGCIM les informara de la investigación y pidiera que necesitaba allanar y aprehender. Este es uno de los tantos vicios de inconstitucionalidad y de ilegalidad que tiene el expediente”.